03 mayo 2016

BLUSA VICTORIANA

Hace ya un tiempo que busco una blusa de estilo victoriano, cuello alto, puntillas, lazadas...
Mi blusa victoriana ideal sería de una tela con mucha caída, algo transparente, muy poco y en un color blanco roto o rosa empolvado.





Ha sido imposible encontrar una blusa victoriana con todos mis requisitos. Me he animo a probar con un DIY: reciclar una camisa estándar y convertirla en una blusa victoriana.
He comprado una camisa de segunda mano en un mercadillo por 1 € y 3 m de puntilla por 8 €.
La camisa que he comprado es de plumeti, con cuello camisero normal y unos bolsillos horribles. Lo mejor la tela de plumeti.
La puntilla es tira bordada de 6cm de ancho. y la compré online en Ratucos a muy buen precio.

La idea es quitar el cuello camisero y sustituirlo por puntilla fruncida, lo mismo en los puños y a los lados de los botones colocar dos tiras de puntilla fruncida. Y antes de nada eliminar esos bolsillos.
En mi cabeza se ve todo muy fácil y el resultado es chulísimo, pero habrá que ver que ocurre cuando me pongo manos a la obra.
Os iré contando!

Si lo vuestro no es el DIY, aquí os dejo cona una selección de camisas de este estilo a buen precio:

BLusas victorianas


1. Blusa encaje...... aquí
2. Blusa con lazada...... aquí
3. Blusa con lazo...... aquí
4. Blusa con enacajes...... aquí
5. Blusa encaje......aquí
6. Blusa con encaje...... aquí
7. Blusa estilo vicotirano...... aquí
8. Blusa con volantes y lazo negro ...... aquí

30 abril 2016

CESTO PARA MUÑECO A TRAPILLO

Acabo de terminar este cesto para la muñeca preferida de Noa. Se la trajeron los reyes y tiene un tamaño perfecto para ella. Mide  20 cm  y para ella resulta mucho más manejable que el Nenuco por el momento.
El cesto le ha encantado y ya está jugando con él.
Un proyecto muy sencillo que se acaba en unos minutos y que hace muy feliz a cualquier peque.
¿Os animáis?







Con este DIY participo en el reto de www.laboreslocas.blogspot.com.es




28 abril 2016

VESTIDO BEBÉ CON UNA FUNDA DE COJÍN DE IKEA

Acabo de terminar este vestido para mi hija pequeña reciclando una funda de cojín de Ikea que compré por error. Pensaba que compraba fundas de almohada pero era una funda de cojín de 60x60 cm y se ha pasado años en el armario.

 El patrón es de una revista  que compraron en mis clases de costura, tiene un montón de patrones de vestidos ñoños que me encantan.






El patrón que utilicé es de la niña pequeña de la primera foto y este es el resultado.
Corte el patrón de talla 3 años, mi hija cumplió 2 años en noviembre. Pero resultó demasiado grande y tuve que reducirlo a un talla 2.
Lo he cosido con mi máquina nueva, una maravilla, ¡los ojales quedan perfectos! Una gran compra.



En las fotos podéis ver dos pequeños apaños por fallos al ir cortando y cosiendo:
  • La cinta blanca que está en mitad del canesú delantero cubre una costura porque corté la pieza en dos partes en lugar de una.
  • En la espalda tuve que abrir un poco la falda fruncida porque con la abertura de los botones no es suficiente para meterlo y sacarlo con facilidad. 


El patrón del vestido es muy ñoño, pero al usar tela lisa y en este color tirando a mostaza creo que pierde parte de ñoñería. Las puntillas le dan un aire muy retro, ¿No os parece?
La pequeña va creciendo y me queda poco tiempo para ponerle vestidos así, tengo que aprovechar !

¿Cuánto ha costado hacer este vestido? 
  • Tela reciclada de una funda de cojín........................... 0,00€
  • 2 m  de puntilla beige con entredos............................. 9,00 €
  • 2.5m  de Lazo azul fino ...............................................0.50 €
  • 20 cm de cinta para el frontal ......................................0.30 €
  • Botones nácar reciclados de una camisa vieja .............0,00 €
  • Patrón del vestido, regalo de las clases.........................0,00 €
                                                                                 TOTAL: 9.80 €

En este caso creo que las cuentas salen a favor de coserlo uno mismo, ¿ no os parece?


21 abril 2016

RECICLAR PANTALONES NIÑO

Esto de cortar pantalones ya es un clásico. Todos  los años por estas fechas retiro rodilleras y los corto y cuando llega el verano estamos bien surtidos de pantalones cortos.
Entradas similares de otros años podeis ver aquí. Otras entradas similares se perdieron en la recuperación de imágenes, pero esto de cortar pantalones lo hago desde que mi hijo mayor tenía 2 años y ya tiene 6 años.


Los últimos pantalones convertidos en bermudas han sido estos pantalones de Zara, tipo chandal. A estos no llegué ni a ponerles rodilleras, directamente los corté porque ya estamos en primavera y espero que pronto podamos usar todo el surtido de bermudas.

Este es el reciclaje más sencillo del mundo: solo hay que cortar los pantalones a la altura de la rodilla. En este caso la parte rota se quedaba en el pantalón recortado pero quedaba disimulado al darle la vuelta.
No es necesario coserlo a a máquina porque con dar un par de puntadas en cada extremo, en la zona de las costuras laterales.


Por ahora llevo 4 pantalones reciclados.

Los negros y los vaqueros de debajo eran pitillos y coser con la vuelta vista es más complicado. Aquí la zona con el roto queda cosida por dentro, si cortaba por encima quedaban demasiado cortos.
Si no queréis coser, dejar el bajo deshilachado es lo último en tendencias de moda. Si queréis hacer dobladillo es sencillo: sobrehilar porque la tela vaquera se deshilacha mucho y coser doblado hacia dentro.

Los vaqueros desgastados y el pantalón de felpa, al ser más anchos, permiten coser la vuelta a la vista de forma sencilla. Los vaqueros de la foto no los cosí a máquina. Solo llevan las dos puntadas que os comentaba en las costuras laterales.



Y vosotras, ¿os unís al reciclaje? ¿Habéis reciclado algo últimamente? 
¿Os gustan las segundas oportunidades?

 
Related Posts with Thumbnails

Seguidores