01 agosto 2014

MATERNITY EXPERIENCE

Five years ago my first son was born. I became a MOTHER. It was not easy. Now my second kid, a beautiful girl, is 9 months and this time everything has been easier. Being mum of two has been easier than being mum of my first son. Being a mother is an amazing experience but sometimes could be stressful and exhausting, specially the first time.

Hace ya 5 años que mi vida cambió, en un momento. Antes vivía en pareja, trabajaba y al salir me dedicaba a mis cosas, a quedar con mis amigas... había momentos en los que no sabía que hacer. Me apuntaba a actividades para ocupar mi tiempo, iba a clases de spinning dos días a la semana, empecé a aprender francés, hacía cursos ...



Hace algo más de 5 años, nació mi hijo mayor. Ni yo ni su padre sabiamos bien lo que aquello iba a implicar, eramos los padres de aquel bebé tan mono. Entonces llegaron las noches sin dormir, durante meses, mi YO se diluyó.... me convertí en la madre de Jon a tiempo completo, 24 horas al día y 365 días al año. Ya no tenía tiempo para aburrirme, la rutina diaria estaba totalmente implantada y el que decia lo que yo hacia o no hacia era Jon. Ese cambio de un día para otro no es fácil.
Miento si digo que no me costó adaptarme a la nueva situación. Me costó y mucho.
Cuando salía de paseo me juntaba con otras madres, yo con mis ojeras, mi nervios a punto de explotar... y ellas estupendas, sonrientes, serenas... me sentía una inútil. Me decía si tenían algún poder extraordinario que yo desconocía. Yo estaba agotada.
Me agobiaba mucho no ser capaz de repetir y que Jon no tuviera un herman@. 

Ahora mi segunda hija tiene 8 meses y medio, me he incorporado a trabajar después de la baja maternal alargada con una excedencia y lo cierto es que el cambio de vida de uno a dos hijos no me ha supuesto tanto. En realidad ha sido muy fácil. Digamos que el trabajo dificil ya estaba hecho.
Asumir que en mi vida la indepencia, el tiempo libre y mi Yo son terminos relativos, al menos lo serán durante unos cuantos años.

Me siento feliz y en paz, unas sensaciones que cuando Jon tenía 8 meses eran muy diferentes. Entonces me sentia insegura y ansiosa. Hoy adoro a mis hijos, me encanta verlos interactuar (decir jugar sería demasiado, pero Noa va creciendo y dentro de poco ya podré hablar de que juegan...)
A Noa la estoy disfrutando mucho más. Mi espíritu está mas sereno, menos preocupado por lo que ha perdido y muy consciente de lo que ha ganado con esta preciosa niña.

Añoro tener tiempo para aburrirme, estar en casa sola y en silencio... pero no cambiaría mi vida por nada del mundo. Mis dos hijos han completado mi vida en pareja y nos han hecho mucho más felices a los dos. Aunque hayamos tenido momentos de todo, el conjunto es Felicidad con mayúsculas.

Y vosotras, ¿Teneis hijos? ¿ Os planteais tenerlos? ¿ Si ya los teneis, fue fácil el comienzo?

Lo que sí sé, es que soy una MADRE IMPERFECTA. Pero de eso hablaremos otro día


1 comentario:

Gracias por tu comentario!

Related Posts with Thumbnails

Seguidores