04 septiembre 2014

LACTANCIA MATERNA - BREASTFEEDING

Recuerdo que cuando me quedé embarazada de mi primer hijo una compañera de trabajo me dijo: " Sólo te doy un consejo, biberón". Me pareció una estupidez, lo más natural y saludable para madre e hijo es la lactancia materna, eso lo sabe hasta el más tonto...

Mi primer hijo tomó leche materna durante 4 meses. 4 meses muy duros para mí. Mi segunda hija tiene 9 meses y ha tomado sólo biberón. Habiendo probado las dos cosas puedo opinar sobre una y otra, opinión totalmente subjetiva por supuesto.

Con mi primer hijo opté por la opción que me parecía más sana y natural para los dos. Sobretodo para mi hijo. Conocí las grietas, la mastitis, lo agotador de la lactancia a demanda, cada hora y media o dos horas día y noche durante un par de meses.... Agotador. No descansaba, no dormía y no podia dejar a mi hijo con nadie a no ser que me sacara y guardara leche. Al final del primer mes pensé en dejarlo, pero el entorno me presionaba sin querer o sí, a seguir con la lactancia materna. Por un lado las abuelas, que era lo que ellas había hecho, y veían a su primer nieto tan sano, que crecía tanto... La pediatra también, en mi comunidad son muy pro-lactancia materna. Seguí un mes más, pensé en dejarlo porque ya empezaba a estar yo bastante mal...Pero la misma historia... y como tras el parto hay unos meses en que las hormonas te dejan un poco alterada emocionalmente, no era capaz de dar el paso, Pensaba que si no daba el pecho a mi hijo era la peor madre del mundo. Y así pasaron dos meses más hasta que no pude más y lo dejé. El biberón no solucinó nada, mi hijo tenía un patrón de tomas ya establecido, muchas tomas y muchas por la noche... Y yo me sentía muy triste y mala madre por haber abandonado lo mejor que podía ofrecer a mi hijo. Me sentía deprimida, y por lo que he visto el cambio hormonal tras el cese de la lactancia puede provocar una especie de depresión. Y me tocó.

Cuando me quedé embarazada la segunda vez lo tenía muy claro. Yo iba a ofrecer a mi hija lo mejor que podía ofrecerle, una madre feliz, sonriente y con energía. Y unos biberones estupendos.

Ya embarazada la pediatra me comentó que no tomara esa decisión, que lo intentara que no tenia porqué ser igual... Yo le dije que como podía ser que sí,  no estaba dispuesta a sufrir durante meses, que quería disfrutar de mi segunda hija desde el primer momento.

El día del parto no paraba de pedir la pastilla que inhibe la subida de la leche... Varias madres me habían comentado que en el hospital te trataban como mala madre si elegías el biberón, madre de segunda, poco entregada, comodona... Y yo iba preparada y mentalizada para que nadie me hiciera sentir mal por mi decisión pero no ocurrió, nadie dijo nada.

Suelen hablar de la lactancia materna como una experiencia enriquecedora y placentera, que une mucho a madre e hijo. Para mí no lo fue en ningún momento. Al principio fue dolorosa y agotadora, con el tiempo sólo agotadora. Me consumía física y mentalmente. He conocido a madres que han amamantado a sus pequeños durante 7 u 8 meses y para las que esa sensación agradable también era desconocida. Y he conocido a madres que han amamantado a sus hijos durante años y han disfrutado de esos momentos exclusivos con ellos.


 ¡Y el biberón también lo puede dar papá!

Aunque hay madres que eso no les parece una ventaja, consideran un privilegio poder amamantar a sus hijos, algo exclusivo de mamá, el tesoro de mamá. Es cierto que así es, la leche materna es un tesoro para el bebé. Leí el libro "Un regalo para toda la vida". Me gustó y me ayudó mucho la primera vez, no sólo con la lactancia, habla de muchas cosas que como primeriza desconocía. Pero el autor, muy a favor de la lactancia materna también dice que los beneficios de la misma se observan en países con carencias higiénicas y sanitarias, donde un niño que tome el biberón tiene la mitad de probabilidades de sobrevivir. Sin embargo en nuestro entorno, la diferencias en el desarrollo y la salud de los niños de pecho y los de biberón son cero. En mi caso, mis dos hijos, que nacieron tras embarazos a termino, han gozado de buena salud, ganaron peso con normalidad durante los primeros meses y son buenos comedores. No ha habido diferencias en función de la lactancia. La elección de una lactancia materna o artificial no tiene una base exclusivamente de salud, hay más factores, y que cada uno elija.

Debo decir que si volviera a ser primeriza volvería a dar el pecho, era una experiencia que quería vivir. Pero si la primera vez me iba mal, la segunda no iba a repetir. 

La polémica está servida... ¿lactancia materna o biberón?
Para mí la mejor opción es la que se integre mejor en la familia, la que se adapte mejor a sus necesidades, sus ideas y a su forma de vida. No hay buenas y malas madres. La que opte por la lactancia materna, perfecto, heroína para mí, la que opte por el biberón, ¡también!
Me encantaría oir vuestras opiniones, porque es un tema que suele llevar a posiciones extremas.
O muy a favor  o muy en contra, ¿ dónde os situáis?



Imagenes de Google, si alguna te pernetece y no quieres que aparezca, contacta conmigo y la retiraré.

4 comentarios:

  1. Yo soy prolactancia materna, ya lo sabes. Jamas se me ocurriria criticar a alguien por elegir el biberon frente al pecho pero yo en cambio si me he sentido observada, criticada e insultada en cierta manera por mi decision de lactancia materna prolongada. Lo peor es cuando gente a la q aprecias, te hiere o intenta hacerlo...despues de casi 6años de lactancia ininterrumpida, 4 maravillosos meses de lactancia en tandem, puedo decir que ME LA PELA. Pero sigo sin entender ese mania horrible de hablar y dar opiniones y criticar sobre todo lo q tenga q ver con la educacion y forma de "criar" a los hijos. Cada familia vera lo q hace pero lo q esta claro es q amamantar no es lo mas duro de tener un hijo y en mi opinion, sigue habiendo muy poca informacion spbre la lactancia materna: p.e. No tiene q doler

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa mas, no me parece q nadie sea heroina o no x dar el pecho! Jajaja

      Eliminar
    2. Amaia! Entiendo lo q dices... La lactancia prolongada esta tan mal vista como el biberon el dia del parto...
      Para mi heroina, a mi me suponia una sobrecarga emocional terrible, eso era lo peor
      Y por supuesto que criar a un hijo tiene cosas muuuuchos mas dificiles que la lactancia. Pero yo m enfrente a ella muy ignorante y nunca m habia planteado los problemas derivados.
      Que duela unos dias, semanas puede ser normal, luego ya no. Si sigue doliendo algo se esta haciendo mal

      Eliminar
  2. Si, yo también tuve una mala experiencia con la lactancia materna así que tuve que pasar enseguida a la lactancia artificial y mi niño creció sano y sin problemas y no me siento mal para nada. Tenemos un vínculo especial como si le hubiese seguido dando el pecho...

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!

Related Posts with Thumbnails

Seguidores