03 enero 2017

BEXSERO: EFECTOS DE LA SEGUNDA DOSIS

Hace dos semanas que les pusimos la segunda dosis de la vacuna de la meningitis B, conocida por su nombre comercial Bexsero. La vacuna se ha ido mejorando y cubre algunas cepas más.
Podeís recordar los post anteriores sobre la polémica vacuna aquí y sobre sus efectos secundarios aquí.




El día de la segunda dosis de la vacuna la peque no iba nada tranquila porque ya sabía lo que se iba a encontrar. Iba llorando pero dócilmente se dejaba llevar. No se puso de pataleta, supongo que ver que su hermano mayor iba tranquilo le daba seguridad.
Esperamos unos minutos en la sala de espera y cuando entramos a la consulta, ¡ahhhhh! Lo siento, nos vamos a ir, le dije. ¡No he traído las vacunas! Me dijo que si las tenía reservadas fuera a recogerlas y me atendía cuando volviera. Salí y corrimos a la farmacia que está a 5 min del consultorio. Como las dosis escasean la chica tuvo que llamar a su jefe para ver si esa mañana tenía comprometidas las dosis disponibles o podía darme dos. Por suerte pude coger mis dos dosis, recordaros que cuestan más de 100€ cada una. De vuelta al consultorio la pequeña ya estaba muy nerviosa y le pusieron la vacuna a ella la primero. Esta vez lloró mucho menos que la otra vez y el mayor también se quejó menos.
Me comentaron que todavía no está claro si necesitarán una tercera dosis.

Esta segunda dosis ha tenido menos efectos secundarios que la primera dosis:
  • La zona del pinchazo apenas presentó inflamación y enrojecimiento.
  • El dolor de brazo fue menos intenso y solo duró un día
  • No tuvieron fiebre, hicieron vida normal desde la salida del consultorio
  •  La pequeña todavía conserva una zona oscurecida y algo hinchada de la primera dosis, el mayor no.
Aunque las farmacias continuan desabastecidas a mi alrededor son más los niños que no se han vacunado que los que sí. Vosotras, ¿habéis vacunado a vuestros hij@s de meningitis B?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Related Posts with Thumbnails

Seguidores