18 julio 2017

REPETIMOS VACACIONES EN MALLORCA CON NIÑOS

Acabamos de regresar de una semana de vacaciones familiares en Mallorca. Hemos repetido mismo pueblo del año pasado, podéis recordar el post del verano pasado aquí.
Este post completa al del año pasado porque en nuestra segunda visita hemos descubierto alguna cosa nueva. Mallorca es un destino perfecto para ir con niños. El vuelo es muy corto y con Vueling hay tarifas muy asequibles.



Este año hemos notado como los peques ya se van haciendo mayores. La pequeña cumplirá los cuatro años en noviembre y el mayor acaba de cumplir ocho. Por un lado las maletas se han reducido mucho y pudimos viajar sin facturar, con cuatro maletas de tamaño cabina. En una iba la ropa de los niños, en otra las cosas de playa incluidas toallas y por último una maleta para mamá y otra para papá. Este año ya no metí chaquetas... los de Pamplona vamos con chaquetica a todos los lados. Se nos hace raro que no refresque! Pero con temperaturas mínimas de 21 grados no hace falta chaqueta.
Este año no hemos llevado silleta y no la hemos echado en falta.
Por otro lado por fin hemos dejado de ver los dibujos a las 7am. Han dormido más de las 8.30am todos los días, incluso ha habido días que han dormido hasta  las once, por lo que hemos podido descansar un montón. Eso sí, las siestas de los niños se terminaron, y el rato de después de comer se hace más pesado.

Como hice el año pasado voy a enumerar lo que más nos ha gustado de este viaje en familia.

1. Volar desde Zaragoza. La pequeña ya tiene tres años y medio y alargar un poco el viaje era muy asequible. Salimos con tiempo de Pamplona, tres horas antes del vuelo. Los vuelos desde Zaragoza con Vueling nos costaron tres veces menos que los del año pasado desde Pamplona con Iberia. El vuelo duró 45 minutos en lugar de 1 hora  y media. Este año volamos los 4 por menos de 300 euros. Aunque sea algo más incómodo salir de Zaragoza, el vuelo es mucho más rápido y sobretodo, es mucho más barato.



2. Alquilar coche en el Aeropuerto de Palma de Mallorca con Record Go. Nos dieron la mejor tarifa para un coche de tamaño similar al del año pasado y seguro a todo riesgo. Tuvimos que alquilar silla para la pequeña porque al salir de Zaragoza no llevamos más que el alzador del mayor. Una semana de silla son 45€.



3. Apartamentos Sureda. Nos gustaron tanto el año pasado que repetimos. Son amplios, bonitos, con un buen servicio y tienen una piscina perfecta para los niños.  Este año el dormitorio tenía doble cortina, y aunque no había oscuridad total, el sol entraba muy suavemente por la mañana.


Una de las cosas que más nos gustan de los apartamentos Sureda es su piscina. No es muy grande, pero suficiente para el número de apartamentos. De hecho no era algo excepcional tenerla para nosotros solos!




Y este verano más que nunca, piscina o playa protegida del sol. Ya no me imagino estar al sol sin sombrero. Además de protegerte del sol disimula ese pelo piscinero tan poco favorecedor, al menos el mío ;).



4. Hacer amigos. Los peques coincidieron en los apartamentos con dos hermanos ingleses y durante 3 días solo querían estar juntos en la piscina. Mi hijo mayor estaba encantado porque había encontrado a un niño que le gustaban los Minions tanto como a él.




5. Restaurante italiano Mini Golf en Canyamel. El nombre no le hace justicia. El dueño es un italiano que nada más llegar con niños te avisa, "no hacemos pizza". No hay problema, estos niños comen de todo! Cocina italiana de autor, así se definen ellos. Nos comentaron que suele ser un caos, que sirven lo que el dueño ha cocina ese día y no te dan opción de pedir y que el servicio suele ser algo locura. Teníamos ganas de algo así pero ese día elegimos a la carta y el servicio fue muy correcto. La comida estaba riquísima.

6. Restaurante Xa Porxada da Torre de Canyamel. El restaurante está junto a la torre de Canyamel, una fortificación del siglo XIII . Es mejor reservar porque suele llenarse. La especialidad de la casa es la terrina de foiegras casera y la lechona. En el aparcamiento notas el olor a "granja" porque ellos tienen sus propios animales pero una vez te sientas en la terraza a comer no se percibe ningún olor.
Durante la cena se va haciendo de noche y la Torre se ilumina. Es un lugar precioso. Más info aquí.





7. Resturante-pizzería Bonanza, como no repetir! La comida está riquísima, las pizzas y el pescado fresco especialmente. El servicio es aún mejor, muy rápido y muy muy amables. Es un sitio perfecto para ir con niños.

8. Zona húmeda de Canyamel. Junto a la playa hay una zona húmeda protegida y se pueden observar un montón de especies de aves y otros animales. Los patos, gansos y ocas están muy acostumbrados a la presencia humana y se acercan a comer pan, los más grandes incluso comen de la mano. Es gracioso ver a las ocas de paseo por la carretera. A la pequeña le daban miedo porque una oca era casi de su altura y verlas acercarse tanto no le gustaba mucho. Pero en los brazos de papá ¡no hay problema! Por las mañanas después de desayunar ibamos con el pan del día anterior a darles de comer.
En esta foto se ve un nido entre las ramas y estuviemos viendo como mamá pato y papá pato cogían migas de pan y se las llevaban a los polluelos.







9. Cala Mesquida. Lo mejor de Mallorca son esas playas de arena fina y casi blanca y ese mar turquesa y transparente. El año pasado no conocimos Cala Mesquida. Está muy cerca de Cala Agulla. Fuimos un mediodía de camino a casa y estaba muy concurrida. Volvimos a última hora de la tarde y la encontramos así. Un paraíso a 15 minutos de Canyamel.




10. Cala Agulla. Ya la visitamos el verano pasado y no podíamos dejar de visitarla. Por la mañana y por la tarde está a tope. Tiene un parking de pago pero también se puede acceder dando un paseo desde Cala Rajada. A última hora de la tarde tenía este aspecto, eran las 7.30 pm.



11. Playa de Canyamel al anochecer. Una playa casi vacía donde escuchar el sonido de las olas. Ver la luna y pisar esa arena tan fría antes de ir a cenar.



Hasta aquí mis recomendaciones para unas vacaciones en familia en Mallorca. Le estamos cogiendo cariño a las Islas, ya son unos cuantos años visitándolas en vacaciones, la primera vez fue Menorca hace quince años. Baleares es un destino paradisíaco  perfecto para ir en familia.

¿Cómo son vuestras vacaciones? 
¿Sois de playa, montaña o ciudades? 
¿Viaje organizado o a la aventura? 
¿Sól@s, en pareja o en familia?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!

Related Posts with Thumbnails

Seguidores